Aniquiladores de la innovación: 8 “mataideas” y sus antídotos

Aniquiladores de la innovación: 8 “mataideas” y sus antídotos

16/Jan/2019

En los procesos de innovación surgen muchos obstáculos, eso es obvio, y hoy queremos exponeros unos que suelen aniquilarlo en fases tempranas del proceso: cuando estamos creando alternativas e ideando. Se trata de lo que nosotros llamamos "mataideas" (el término no es nuestro), que son expresiones y comentarios que se oyen o se piensan, que logran condicionar el proceso de tal manera que el resultado final puede que sea algo nuevo, sí, pero sin aportación real de valor. ¡Vamos, con poco potencial!

Para evitar esto, lo primero es aprender a identificarlos para poder detectarlos y actuar, con lo que os traemos una lista de los que más frecuentemente nos encontramos nosotros.

Sí, pero… 

Sí, pero no hay dinero, Sí, pero no hay tiempo, Sí, pero no le va a gustar, Sí, pero no podemos ejecutar eso… ¿Necesitas más ejemplos? No, ¿verdad? Te suena bastante. 

Antídoto: ​contraatacar con estas preguntas: "¿Cómo sería si… (hubiera dinero, tiempo, si le gustase, si pudiésemos?" y "¿Qué tenemos que hacer para que haya dinero, tiempo, que le guste, que podamos…?"

"No es posible" (sin comprobación previa) 

Normalmente lo dicen personas respecto de las que la idea en cuestión se sale de su zona de confort. 

Antídoto: preguntar "¿Cómo lo sabes?",  "¿Y si lo fuera?",  "¿Valdría la pena comprobarlo?"

"Seamos realistas"  

La realidad está hecha por aquellos/as que traen cosas de la imaginación o ficción a la realidad. De hecho, la realidad en sí misma no existe, se hace. Lo que existe es la interpretación de las circunstancias y condiciones que configura los contornos y contextos de nuestras vidas y las de las empresas. 

Antídoto: preguntaros "​¿Dónde habéis llegado hasta ahora siendo realistas?"

"No soy creativo/a"

La creatividad no es un talento natural. Todas las personas pueden potenciar o atrofiar su capacidad creativa, porque esta se puede entrenar. Todos somos creativos. Lo que realmente se oculta detrás de esta creencia es que no han gustado los resultados obtenidos, especialmente cuando nos comparamos con otros que acaban juzgándose mejores. 

Antídoto:​ ¿os entrenamos ;-D?

"No tenemos tiempo" o "ES DEMASIADO CARO"

Estos comentarios son acertados, pero no en la fase de generación de ideas. El tiempo disponible que se tenga para desarrollar una idea es un buen criterio de evaluación, y debe utilizarse para descartar ideas, no para no anotarlas en la generación. 

Antídoto: preguntar "¿Cómo lo sabes?",  "¿Y si lo tuviésemos?" y "¿Valdría la pena comprobarlo?

"Supone un cambio demasiado grande" o "Somos demasiado pequeños para eso"

Esta es una creencia que debe transformarse, si se considera, en un criterio de evaluación (ver post), pero no debe contemplarse si la empresa quiere conseguir cosas novedosas o llegar más lejos de lo que ha llegado hasta ahora. 

Antídoto: ​El antídoto es anotar la idea y dejar para después de la evaluación el diseño de cómo hacer asequible un plan de desarrollo y ejecución de la idea, incluyendo partners estratégicos que puedan colaborar.

"Funcionaría en otros sitios, pero aquí no" 

Generalmente esto es reflejo de la pereza para salir de la zona de confort y cambiar las cosas, o de la cultura "mataideas" que tenga la organización, es decir, que por "tradición" no se suelen emprender nuevas iniciativas ni, por tanto, nuevas ideas. 

Antídoto: preguntaros "​¿en qué nos parecemos a esos sitios?",  "¿en qué nos queremos parecer a esos otros sitios?". Además, anotar la idea y dejar que continúe el proceso y, si finalmente pasa los filtros de los criterios de evaluación que hayamos puesto, buscar un/a sponsor que la dote de autoridad y credibilidad, y un equipo con capacidad para trabajar duro en implantar cambios en la empresa.

"Eso ya existe, ya está hecho" o "Eso es igual a…"

Una de las "reglas del juego" en las sesiones de ideación es dejar salir las obviedades. Las ideas obvias hay que anotarlas como todas, porque si no coartan la generación de las no tan obvias. 

Antídoto: aquí el antídoto es, sencillamente, decirnos "¿y qué?" y anotar la idea. A partir de ahí, observa si surge alguna otra. Y si te esfuerzas en encontrar las diferencias, seguro que se te ocurren ideas nuevas.


¿Reconoces alguna de estas? ¿Tienes tu algún "mataideas" particular? No dudes en comentárnoslas.

Comentarios

Errors no hay
Puedes comentar de forma anónima rellenando solo el comentario, pero te recomendamos que te registrases con tu nombre, correo y clave para crear un perfil en DOMO y comentar más rápido.