5 casos no centrados en los usuarios y los valores que hay detrás

5 casos no centrados en los usuarios y los valores que hay detrás

31/Dec/2018

En el post de hoy os traemos un sintético análisis de ejemplos cotidianos en los que la empatía con los usuarios está ausente, y tienen como consecuencia incomodidad, desuso, incomprensión, quejas, desconcierto, falta de claridad… Y, ¡ojo!, todo ello sin querer decir que no exista un porqué se hace así. Alguien pensó en hacerlo así y tendría unos motivos. Esto no lo negamos, pero sí queremos aprovechar estos ejemplos para exponer los valores que han primado en cada uno y, por tanto, sobre los que las personas que lo hicieron tomaron las decisiones que tomaron.

Al final, recordamos que ser #UserFirst es una cuestión de valores: tener a las personas en el centro.

Este parque, como se ve, no tiene ni una sombra, y se encuentra situado en el paseo marítimo de la costa de Levante. El hecho de no tener sombra impide su uso en una gran franja horaria a lo largo de 6 meses del año: exceso de sol y calor, los materiales se calientan y no se pueden usar, el suelo negro incrementa el calor…

Valores que hay detrás: el ahorro económico, y es posible que la seguridad.

Posibles soluciones: instalar carpas móviles, plantar árboles y vegetación, construir un porche…

Se trata del bote de un producto cuyos componentes son difíciles de leer por la elección de los colores y el tipo de tinta metalizada a la hora de poner la información. El usuario, aparte de esforzarse en ver la letra minúscula, tiene que mover el bote para evitar el reflejo de la luz.

Valores que hay detrás: la marca, la estética, y la identificación como producto del sector.

Posibles soluciones: otra combinación de colores y acabados que lo hagan legible, ampliar el espacio destinado a la información en la etiqueta, etiqueta desplegable, etiqueta con código QR…

Este caso corresponde a una de tantas estaciones de tren en las que las bandejas que sirven para depositar las pertenencias pequeñas y pasar el escáner, se acumulan a la salida de la cinta, siendo que quedándose ahí no se pueden usar. Lo usuarios tienen que ir a por ellas, con la consiguiente retención de otros usuarios, aumento de colas, y demás.

Valores que hay detrás: la comodidad, y el ahorro económico en solucionarlo.

Posibles soluciones: una cinta transportadora que devuelva al inicio las bandejas, atención de los profesionales en hacerlo, que la cinta sea un circuito cerrado y tenga las bandejas incorporadas, otro tipo de escáner para objetos pequeños…

Las perchas del armario de esta habitación de hotel son de esas que no tienen gancho, si no que cuentan con ese sistema "antirrobo" que insertas la pieza vertical en un acople metálico cogido a la barra, lo que requiere de cierta precisión. Es un mecanismo bueno y sencillo de usar, siempre y cuando te quede a una altura asequible para poder maniobrar y ver por dónde estás metiendo o sacando el palito. Osea, siempre que te permita "acertar". En este caso, eso no sucede, porque la altura de la barra está fuera del estándar y hace que sea muy difícil e incómodo deshacer tu maleta.

Valores que hay detrás: el control, y la propiedad.

Posibles soluciones: sistema antirrobo RFID o electromagnético o por etiqueta en las perchas, rediseño del espacio de almacenaje del armario bajando la barra colgadora…

He aquí un paquete de jamón cuya apertura es en sentido inverso a la posición de las lonchas, lo que te obliga o bien a toquitear las lochas para sacar la primera que tienes (que es la de abajo del todo), a romper las lonchas y sacar el jamón a trozos, o bien a abrir toda la tapa para coger la loncha superior, lo que puede conducir a la caducidad o mala conservación del producto.

Valores que hay detrás: la funcionalidad de la máquina envasadora, la agilidad / velocidad en el proceso de envasado, el ahorro económico, la cuantificación de la producción.

Posibles soluciones: cambiar la colocación de las lonchas, hacer que los/as operarios/as (si los hay) giren la caja al colocarla en la cadena de envasado, utilizar otro tipo de envase…

No ser consciente de la repercusión que tienen las decisiones en los usuarios finales es una cuestión de "educar" la consciencia e incorporarlo como elemento en las tomas de decisión de la empresa. Como veis hay soluciones que no pasan por renunciar a los valores que se tienen, si no a conciliarlos (con creatividad) con tener una actitud y un propósito centrado en los usuarios.

¿Es tu compañía #UserFirst o tenéis algún ejemplo como estos? Déjanos ayudaros.

Comentarios

Errors no hay
Puedes comentar de forma anónima rellenando solo el comentario, pero te recomendamos que te registrases con tu nombre, correo y clave para crear un perfil en DOMO y comentar más rápido.